14 de octubre de 2006

El final de la historia...

Dicen que de lo bueno poco... y lo que teníamos ella y yo era mejor que bueno. Habiamos luchado contra la distancia, el tiempo y la sensación de soledad, sin embargo, todo eso no fue suficiente.

Tratamos de mantener una relación de amor estando a más de 1000 kms de distancia el uno del otro, nos dejamos llevar por lo que sentíamos y eso era lo que mantenía viva la esperanza de que en algún momento estaríamos juntos por siempre, pero nada podía ser tan perfecto... ella comenzaba a sentir la necesidad de estar junto conmigo, pero yo no estaba ahi fisicamente, a mi tambien me pasaba lo mismo, pero luchaba para no sentir angustia. Finalmente esa sensación terminó por hacerla colapsar, la deprimió y por eso fue más sano terminar lo que había entre nosotros, para no hacerla sufrir más... renunciar a ella sería mi último acto de amor.

Ahora soy yo el que sufre, me duele perderla... amarla fue lo más lindo que me ha pasado en este último tiempo. Su recuerdo aun perdura en mi mente y en mi corazón, la sigo queriendo y eso es lo que me hará más dificil la tarea de dar vuelta la página...

¿Qué será de mi vida ahora?
aún no lo tengo claro... hay un vacío por llenar y un dolor que sanar antes de llegar a conocer la respuesta.

2 comentarios:

windinga dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

que triste no lo sabiaaaaa

buuuuuuuuuuuuuuuuuuu

las despedidas son asi...
por lo menos no fue con mala onda..


Animo Juanin...tira pa delante


siempre existe quien esta dispuesto a dar todo por ti.

gentzane dijo...

hay tantas formas de salir adelante vecino

no te aflijas aguante el corazon reciste mas que un gato solo faltan ganas