15 de agosto de 2008

Días de hospital

hospital

Esta es la crónica de lo que me ha tocado vivir estos últimos días. Todo comenzó con un patatús que le dio a mi viejo el jueves pasado, cuando un fuerte dolor en el pecho me hizo llevarlo de urgencia al policlínico. Afortunadamente no era nada cardíaco, pero era el anuncio de que algo no andaba bien en la parte digestiva, así que las indicaciones fueron darle dieta liviana y la orden para realizarse una serie de exámenes al día siguiente. Sin embargo, durante la noche del viernes no pudo dormir debido a los fuertes dolores abdominales y fue necesario que lo llevara de urgencia a la mañana siguiente al hospital FACH, donde lo revisaron exhaustivamente y le detectaron la presencia de cálculos en la vesícula, así que quedó hospitalizado esa misma tarde.

Desde ese entonces estuvo esperando a que lo operaran, pero la cirugía fue pospuesta en dos oportunidades hasta que durante la madrugada del jueves fue intervenido de urgencia debido a que su estado se agravó. Nos avisaron durante la mañana que la operación tuvo algunas complicaciones y que ahora mi papá se encontraba en la UCI del hospital, así que partimos rápidamente a verlo. Su estado actual es estable, pero lo mantienen sedado y conectado a un respirador artificial en espera a que su organismo tenga una respuesta óptima al impacto de la operación y pueda mantenerse funcionando en forma autónoma. Apenas tenga más noticias seguiré actualizando este mismo post.

1 comentario:

Daniel dijo...

Te envio harto animo y que tu viejo se mejore pronto.
Saludos

PD: Ya partimos con El Deportero, un nuevo blog dedicado al Deporte Chileno. Visitanos en http://eldeporterochile.blogspot.com